Hoy el hombre no acepta la muerte. No es negación intelectual sino emocional: vivimos como si no fuéramos a morir

El Centinela

Aceptar la muerte como parte de la vida

Hasta mediados del siglo XX el gran tabú del ser humano era el sexo, después fue la muerte y actualmente nos atreveríamos a decir que es la situación posterior a la muerte en los supervivientes: el duelo. Siempre a la muerte la encontraremos al final de nuestro camino.

En la Roma antigua, cuando un general desfilaba para ser vitoreado por el pueblo tras una gran victoria militar, un esclavo caminaba detrás de él y le repetía al oído: “Memento mori”, que significa “recuerda que has de morir”. El objetivo de ello era recordar al general las limitaciones de la vida humana y que no cayera en la tentación de envanecerse creyéndose inmortal.

¿Pero realmente es sano recordar que has de morir? ¿Es posible pensar en nuestra propia muerte? ¿Podemos morir ‘felizmente’? ¿Qué circunstancias ayudan a ‘morir a gusto’?

Ver la entrada original 2.171 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s